Isaac Newton: Genio y Cristiano

Isaac Newton es uno de los personajes cientificos más mencionados en los salones de clase de las escuelas, colegios, institutos y universidases. No debería esperarse menos, ya que a los veintisiete años Newton era conocido como un "genio incomparable", y los aportes a la ciencia como la descripción de la Ley de Gravitación universal, el establecimiento de las bases de la mecanica clásica, sus trabajos sobre la naturaleza de la luz y de la óptica, y el desarrollo del cálculo matemático; hacen de Newton merecedor de ser llamado "el padre del pensamiento científico moderno".


Sin embargo, además de ser un hombre de ciencia, Isaac Newton fue un hombre de fe y convicciones cristianas. Esto no se dice mucho, pero desde su conversión en Cambridge el fin primordial de su vida, paralelo con su entusiasmo por la física y la matemática, fue el entendimiento de la Biblia. Más aún, un artículo de la enciclopedia virtual, Wikipedia, dice lo siguiente acerca de su teología:

Newton fue profundamente religioso toda su vida....dedicó más tiempo al estudio de la Biblia que al de la Ciencia . Un análisis de todo lo que escribió Newton revela que de unas 3.600.000 palabras solo 1.000.000 se dedicaron a las ciencias, mientras que unas 1.400.000 tuvieron que ver con teología. Se conoce una lista de cincuenta y ocho pecados que escribió a los 19 años en la cual se puede leer "Amenazar a mi padre y madre Smith con quemarlos y a la casa con ellos".


Por otro lado, el Dr. Brad Harrub en Apologetics Press, escribió lo que sigue acerca de la obra teológica de Isaac Newton:

Muchos en la ciencia creen que Newton, quien era un genio por sí mismo, contribuyó más al desarrollo de la ciencia que cualquier otro individuo en la historia. Aunque, esa misma mente brillante también mantenía una creencia firme en Dios—tanto que “los escritos religiosos de Newton constituyen más de la mitad de su trabajo escrito completo”. Este científico, que determinó encontrar la “verdad absoluta”, no solamente creía en la existencia de Dios, sino incluso escribió un comentario sobre el libro de Apocalipsis del Nuevo Testamento. ¡Qué irónico es que uno de los principales “padres de la ciencia” fue un creyente en Dios, y hoy ese campo está haciendo todo lo que puede para erradicar todo reconocimiento de ese Dios!


La fe de Newton demuestra que creer en Dios no es cosa de ignorantes, como algunos opinan. Muchos grandes hombres de ciencia (como seguiremos publicando en El Kerusso) creyeron y creen en el Dios de la Biblia, pues la Verdad de la Fe Cristiana no se opone a la verdadera ciencia. La "ciencia" cuyo único propósito es negar la existencia de Dios, no es más que otra fanática religión.
0