Adán y Eva y los Grupos Sanguineos A,B,AB,O


La sangre humana es clasificada en cuatro diferentes grupos: A, B, AB, y O. Cada letra designa el tipo de antígeno o proteína, encontrada en la superficie de los glóbulos rojos. [Por ejemplo, la superficie de los glóbulos rojos para la sangre tipo B tendría antígenos conocidos como antígenos-B]. A través de la prueba de sangre, nosotros podemos determinar el tipo de sangre de una persona, identificando los así-llamados antígenos ABO. La mayoría de nosotros, por ejemplo, conoce su tipo de sangre en el sistema ABO—e.g., O-negativo, AB-negativo, B-positivo (lo positivo o lo negativo hace referencia al así-llamado factor Rhesus, el cual es otro tipo de antígeno sobre la superficie de los glóbulos rojos). El grupo sanguíneo es crucial cuando las transfusiones de sangre llegan a ser necesarias. La gente con sangre de tipo O-negativo son llamados donantes universales, y pueden donar sangre a gente con tipos A, B, AB, u O. No obstante, una persona con grupo sanguíneo AB puede dar sangre solamente a personas con sangre AB.

 
EL CASO DE ADÁN Y EVA

La verdad es que los humanos poseemos cuatro grupos sanguíneos, los cuales a primera vista parecen ser una victoria fuerte para los evolucionistas y un obstáculo descomunal para los creacionistas. Sin embargo, las variaciones que vemos en los grupos sanguíneos calzan fácilmente en el relato bíblico, una vez que entendemos las posibilidades. De los cuatro grupos sanguíneos fenotípicos (A,B, AB, y O), existen seis genotipos posibles: AA, AO, BB, BO, AB, OO. Ninguna diferencia médica existe entre AA, y AO; ambos son considerados tipo “A” y funcionan igual. En un modo similar, no hay trascendencia con BB o BO; estos son clasificados como tipo “B”.
 
Se dice que el tipo “A” y “B” son co-dominantes. Esto quiere decir que ellos toman precedencia sobre “O” si éste también está presente. Esto significa que ambos son dominantes al tipo “O”, pero igual entre ellos. Así que, si una madre tiene sangre tipo AO, la A es dominante y ella puede ser descrita como teniendo grupo sanguíneo A a pesar de que la O también está presente (piense de la O como siendo el compañero silencioso). Así que si una madre y un padre tienen grupos AO y BO, entonces el grupo sanguíneo de su descendencia puede ser, A, B, AB, u O.

En el caso de Adán y Eva, si Adán hubiera sido tipo AO y Eva tipo BO, entonces todos los cuatro grupos sanguíneos serían posibles en su descendencia (vea el diagrama siguiente). Cada hijo resultante tendría un 25% de oportunidad de ser A,B,O, o AB. Por ende cada hijo tendría el 25% de oportunidad de tener cualquiera de los cuatro grupos sanguíneos.
 
Así que, obviamente, Adán y Eva pueden fácilmente dar cuenta por los cuatro grupos sanguíneos que vemos hoy. Además, existieron ocho miembros de la familia de Noé a bordo del arca cuando Dios destruyó a todas las criaturas vivientes por medio del diluvio. Estos ocho individuos no tendrían problema en pasar todos los cuatro grupos sanguíneos a través de su linaje.

Articulo original de Apologetics Press 
1