El Aborto: ¿Cuándo Empieza la Vida Humana?

El pasado 27 de diciembre de 2011 el senado uruguayo aprobó un proyecto de ley que despenaliza el aborto en las primeras 12 semanas de gestación (tres meses de embarazo). De esta manera Uruguay se une a otros paises de la región entre los que se encuentran Cuba, Puerto Rico y el Distrito Federal de México, cuyas asambleas legislativas, varios años atras, aprobaron la despenalización del aborto durante el primer trimestre de gestación por cualquier motivo. Esto pone en tela de debate el tema del aborto. Es bueno y necesario, nuevamente, refrescar lo que dice la ciencia y retomar los principios éticos sobre el inicio y el valor de la vida humana.

¿Qué dice la ciencia?

El profesor y biólogo Antonio Cruz dice: «La embriologia del desarrolo embrional acepta hoy que la vida del nuevo ser empieza con  la fusión del espermatozoide y el óvulo. A partir de la unión de dos células completamente distaintas, con sus respectivas y diferentes dotaciones cromosómicas, surge una realidad nueva y autónoma. En efecto, la célula huevo o cigoto posee autonomia desde el punto de vista genético ya que, aunque dependa del útero materno para su nutrición y excresión, su desarrollo estará guiado por la información que contienen los propios genes.»

En cuanto al momento en que la nueva vida adquiere la categoria de Persona Humana, es cierto que la ciencia no establece un momento preciso, sin embargo, es ampliamente aceptado por los embriólogos que esto ocurre a las 144 horas despues de la fecundación (Dia 6), es decir, cuando el blastocisto aumenta considerablemente su tamaño y se produce su eclosión, donde se libera de la zona pelúcida para implantarse  en el útero para continuar su correcto desarrollo (Proceso de Anidación). La siguiente figura ilustra el proceso.


En todo caso, citando nuevamente a Antonio Cruz: «el desarrollo del embrión en el claustro (vientre) materno es un preceso continuo y progesivo que va generando estructuras nuevas que antes no existian. No se dan saltos bruscos ni hay discontinuidades.» Esto se puede apreciar en el desarrollo embrionario temprano de los principales sistemas del organismo humano, por ejemplo:

Hacia el dia 20, el neuroectodermo da origen  a la hendidura neural que a su vez se torna en tubo neural y este a su vez se transforma y da origen al encéfalo y la médula espinal. Por su lado, el desarrollo del corazón a partir del mesodermo no diferenciado requiere solo de siete a ocho dias. Por el dia 19 despues de la concepción, los cordones cardiacos especializados comienzan a emigrar juntos de manera medial desde las dos bandas longitudinales del mesodermo visceral. Por el dia 21 se ha formado un centro hueco en cada cordón cardiaco, conocido como tubo cardiaco. Por el dia 23, este se ha fusionado en un solo tubo. Hacia el dia 25 se completa la fusión, se presentan dilataciones y la sangre comienza a ser bombeada. Y resaltamos que TODO esto ocurre antes de los tres meses que se dan como plazo para un aborto despenalizado en los paises antes mencionados y otros.

¿Qué dice la biblia?

Toda la biblia considera la vida como algo sumamente valioso. Dios es el dador de la vida y es quien otorga identidad al nuevo ser. Isaias 49.1 lo expresa así: «Oídme, costas, y escuchad, pueblos lejanos. Jehová me llamó desde el vientre, desde las entrañas de mi madre tuvo mi nombre en memoria» de manera que La Palabra de Dios se corresponde con lo que la evidencia cientifica moderna afirma actualmente. La vida humana debe ser respetada desde el mismo momento de la concepción.

Reflexión final

Concluimos que, toda legislación pública sensata debe proceder de los hechos que la ciencia tenga disponibles. Esto no asegura que la política será justa y razonable, pero es un paso necesario. Los debates políticos respecto al embrión han ignorado estas y otras evidencias basada en los hechos respecto a lo que el embrión es y cuándo empieza a ser  humano.

Obviar los hechos ha proporcionado un cómodo pretexto a aquellos que prefieren creer que la cuestión de cuándo empieza la vida debe dejarse a la elección personal. Está claro que se debe ir más allá de la inutil neutralidad de “nadie sabe cuándo empieza la vida”, y ocuparse sustancialmente de los temas éticos que rodean al embrión humano.
1