24 de enero de 2020

La Fe de Hebreos 11 No Mueve Montañas...

La fe de Hebreos 11 no es una fe que "mueve montañas", es una fe que mueve personas.
Me explico... La fe de Hebreos 11 no tiene nada que ver con el tipo de fe que algunos promueven y que pretende hacernos creer que podemos hacer declaraciones determinantes y dar órdenes a Dios para que se cumpla nuestro deseo, o dicho en un lenguaje aparentemente bíblico, para que se mueva “nuestra montaña”; ignorando así la soberanía, los planes y los propósitos del Señor Todopoderoso.
Veamos un poco de cerca este pasaje. Todos los personajes mencionados en el capítulo son grandes ejemplos de una fe genuina. Pero en 11:39 dice: "Y todos éstos, habiendo obtenido aprobación por su fe, NO RECIBIERON LA PROMESA" lo que significa que para estos personajes en su "Aquí y ahora" la gran promesa nunca se cumplió, "su montaña" no se movió, simplemente murieron y “la montaña” siguió allí.
Pero hubo algo que sí sucedió, la fe los movió a ellos...
La fe los movió a renunciar a su pasado, a caminar hacia lo desconocido, a luchar con valentía y a ver más allá de la montaña de las dificultades; considerando como mayores riquezas la deshonra y la vergüenza que los tesoros de este mundo; porque tenían la mirada puesta en la recompensa.
Esa fue la fe de ellos, no una fe en que Dios cumpliría sus caprichos como se promueve hoy. Una fe ejemplar porque no vieron y creyeron. Una fe a la que estamos llamados nosotros, una fe que se trata de movernos confiando en la promesa de Dios de traer justificación, salvación y gloria por medios de Jesús.
Así que no pierdan la confianza, y que ésta fe siga moviéndonos, porque será grandemente recompensada.

0 comentarios: